Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

No te olvides de los anticonceptivos

Si acabas de dar a luz y quieres evitar un nuevo embarazo, plantéate desde ya qué método anticonceptivo es el adecuado para ti.

Marga Castro. Asesores: Ezequiel Pérez-Campos y Jaier Martínez Salman, ginecólogos
Imprimir
No te olvides de los anticonceptivos

Ya está el bebé en casa, tu recuperación del parto va muy bien y empiezas a plantearte retomar tu actividad sexual. Entonces, surge una primera pregunta: ¿cuándo conviene volver a tener relaciones?

Desde el punto de vista médico, no se recomienda tener relaciones sexuales con penetración mientras duren los loquios (sangrados tras el parto), porque existe mayor riesgo de infección, a no ser que se use el preservativo. Con esta precaución, se puede practicar el sexo sin problemas, aunque es probable que no te apetezca.

Las primeras semanas tras el parto suelen resultar molestas, ya que no se dan las condiciones locales más favorables (puntos, sequedad vaginal...). Es decir, que tan importante como atender al consejo del médico es que atiendas a tus propias apetencias. Cuando ambos factores te indiquen “luz verde”, será el momento ideal para retomar la actividad sexual.

NO A LOS MÉTODOS INSEGUROS

Una vez que tengas claro que estás preparada para reanudar las relaciones, se plantea otra pregunta: ¿qué anticonceptivo utilizar ahora, si quieres evitar otro embarazo? ¿Puedes fiarte de los llamados métodos naturales? En principio, la cuarentena y la lactancia no deben considerarse nunca métodos anticonceptivos, aunque es cierto que en estos periodos existen pocas probabilidades de que te quedes embarazada.

La cuarentena tiene un riesgo de embarazo del 5% en las mujeres que no lactan y del 2% en las que lactan. Al dar el pecho, la probabilidad de embarazo desciende porque la prolactina (hormona que se segrega durante la lactancia) inhibe la ovulación.

La lactancia materna en exclusiva tiene un cierto margen de seguridad durante los primeros seis meses tras el parto. Si se combina con lactancia artificial, el riesgo de embarazo aumenta.Y si además aparece el periodo, la lactancia ya no tiene efecto anticonceptivo alguno.

El método de la temperatura basal (medir los cambios de la temperatura corporal para saber cuándo se acerca la ovulación) o el del análisis del moco cervical (analizar los cambios en su consistencia, con el mismo objetivo) no se recomiendan, porque la ovulación no es previsible.

Estos métodos cuentan con un índice de fallos muy alto, alrededor del 20% o el 30%, así que es mejor que no los pongas en práctica. Ten en cuenta que, aunque identifiques el día que estás ovulando, una relación sexual dos o tres días antes de la ovulación puede dar lugar a un embarazo, porque los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días.

EL QUE MÁS TE CONVENGA A TI

Queda claro que durante la cuarentena y la lactancia, las probabilidades de embarazo son pequeñas, pero no inexistentes. Por eso, los expertos siempre aconsejan usar siempre un anticonceptivo, tanto si se da el pecho como si no, ya que en este periodo no existe el riesgo cero.

Conociendo las opciones que tienes, desde el condón hasta la píldora, pasando por el diafragma, el DIU y los métodos recientes, como los parches transdérmicos y el anillo vaginal, podrás hablar con tu ginecólogo para elegir el que más te conviene a ti, según tus circunstancias y preferencias personales. Así volverás a disfrutar del sexo con total seguridad.

Ver más articulos