Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

5 años: nuevos retos

Listo para montar en bici

Su equilibrio y coordinación están muy desarrollados y le apetece aprender habilidades de niños mayores. Es el momento de enseñarle a montar en bici.

Esther García
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Listo para montar en bici

A los 5 años, la coordinación motora de tu hijo ha mejorado mucho y su cuerpo posee una gran elasticidad que le permite aprender y adaptarse rápidamente a nuevas posturas y movimientos. Además, a esta edad los niños se encuentran especialmente motivados para intentar todo aquello que signifique parecerse un poquito más a los mayores.
Estas dos razones, sumadas a que quizá ¡los Reyes Magos le han traído una bici!, hacen que este sea un momento ideal para animar al niño a lograr un aprendizaje que le encantará.

Llegan las dos ruedas

Eso sí, para empezar es esencial que él quiera y que no se sienta forzado; ya sabes que cada niño logra los avances a su ritmo.
Y aunque le apetezca y esté deseoso de aprender, ten presente que es normal que también sienta cierto miedo.

Comenzar con unos ruedines de apoyo en la rueda trasera le ayudará a no perder el equilibrio y le dará confianza. Si la bici tiene unos regulables en altura, ponedlos un tiempo en la posición más alta, así vuestro hijo practicará sin apoyarlos en el suelo. Cuando sepa montar bien con los ruedines quitadle primero uno y después el otro.

Al principio te tocará correr junto a él sujetándole por el sillín, así le ayudas a mantener la bici recta y le das seguridad. Pronto él mismo te pedirá que le dejes intentarlo solo.

Aunque a montar se aprende practicando, es importante que le expliques antes cómo se manejan los frenos y que se acostumbre a ello, ya que una de las maneras más seguras de terminar en el suelo es intentar detener la bici con los pies o usar los frenos inadecuadamente (frenando de golpe la rueda delantera).   

Salud física y emocional

  • Montar en bici le da la oportunidad de relacionarse con otros niños y, por qué no, con vosotros (¿qué mejor manera de pasar una tarde juntos?).
  • Es además un ejercicio muy recomendable que le ayudará en el crecimiento y en su salud, ya que fortalece el corazón, tonifica los músculos de piernas, abdomen y zona lumbar, mejora la respiración, eleva las defensas y contribuye a mantener a raya el colesterol.
  • Y a tu hijo le proporciona sentimiento de autoestima y de capacidad de superación.

Vigila que esté bien protegido

  • Para que las caídas se queden solo en un susto ponle siempre el casco y, si es posible, rodilleras, coderas y guantes. Evitarás que se haga daño y que coja miedo a montar. Además, esta equipación protectora le encantará, anímale a ponérsela.
  • El casco es obligatorio. Aunque pronto se convierta en un experto sobre ruedas, el casco deberá llevarlo siempre, pues cuanto mejor controle, más correrá y se meterá por sitios más complicados, con lo que las caídas pueden ser más peligrosas. Así que no es una opción: sin casco no hay bicicleta.
Categoría: Aprendizaje

Publicidad

Ver más articulos